miércoles, 19 de noviembre de 2014

La melodía eléctrica del cometa 67P/C-G

[Traducción y adaptación por universoelectrico.blogspot.com.es del artículo original "The Singing Comet, publicado en el blog de la Agencia Espacial Europea (ESA) el 11 de noviembre de 2014"]

Interpretación de cómo interactúa eléctricamente el Cometa con el viento solar


nave Rosetta junto al Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko
Representación artística de la nave Rosetta junto al Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko
El RPC (Rosetta’s Plasma Consortium) ha desvelado una misteriosa “melodía” que el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko está cantando en el espacio. Karl-Heinz Glassmeier, principal investigador del RPC, que encabeza el “Space Physics and Space Sensorics” en el “Technische Universität Braunschweig”, nos amplía la información.

El RPC, en la nave Rosetta, se compone de 5 instrumentos que proporcionan una amplia variedad de información complementaria acerca del plasma eléctrico que rodea al Cometa 67P/C-G. Es importante recordar que el plasma es el cuarto estado de la materia, o estado fundamental de la materia, un “gas” eléctricamente conductor y que puede transportar campos magnéticos y corrientes eléctricas.

Estos instrumentos han sido diseñados para estudiar ciertos fenómenos, como por ejemplo la interacción entre el Cometa y el viento solar, un flujo continuo de partículas cargadas (plasma) emitido por el Sol. Por ejemplo, valores típicos del viento solar medidos en la Tierra son: velocidad de unos 400 Km/sg y densidad de carga 5 protones/cm3. Otros fenómenos estudiados por los instrumentos son: los cambios en la actividad del cometa, la estructura y dinámica de la tenue atmósfera de plasma del cometa (la “coma del cometa”), y las propiedades físicas de la superficie y núcleo del cometa.

Pero los científicos del RPC han realizado una observación sorprendente. El cometa parece emitir una “melodía” en forma de oscilaciones en el campo magnético del entorno del cometa. Dichas oscilaciones se ha producido en un rango de frecuencias entre 40 y 50 mHz, muy alejado del umbral audible del oído humano, que es típicamente de 20 Hz a 20 kHz. Para poder escucharlo, los científicos del RPC han tenido que elevar su frecuencia en un factor de 10.000. 


La “melodía” se ha escuchado claramente por el magnetómetro (RPC-Mag) por primera vez en agosto, cuando Rosetta se aproximó a 100 km de 67P/C-G. Los científicos creen que se debe haber producido de alguna manera por la actividad del cometa, cuando libera partículas neutras al espacio, donde se cargan eléctricamente debido a un proceso de ionización. Pero el mecanismo físico exacto detrás de estas oscilaciones se mantiene como un misterio para estos científicos.

“Es excitante ya que es algo completamente nuevo para nosotros. No esperábamos esto y seguimos trabajando para comprender la física de lo que está ocurriendo”, comenta Kart-Heinz.

El RPC también fue capaz de ayudar a seguir el camino del descenso de Philae hacia la superficie de 67P/C-G el 12 de noviembre, junto con el instrumento ROMAP, el magnetómetro a bordo de la sonda.

La transformación de las lentas oscilaciones en sonido audible fue realizada por el compositor y diseñador de sonido alemán Manuel Senfft.


Comentarios del Autor:


¿Podría ser ésta una “firma eléctrica” del cometa 67P/C-G?
Según lo interpretado hasta el momento por el modelo de Cosmología del Plasma, podemos considerar como cuerpos eléctricos el Sol, los planetas (la Tierra) o los cometas.

Por lo tanto, al igual que 67P/C-G posee esta “firma” (su forma de interactuar con el viento solar, es decir, con el canal eléctrico primordial de nuestro sistema solar), ¿Quizás cada cuerpo de nuestro sistema solar tiene su propia y característica “melodía” o "firma eléctrica"?

Sería interesante e importante que se pudiese aplicar el mismo instrumental, experimentos y observaciones al resto de cuerpos de nuestro sistema solar, incluida la Tierra.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Los campos eléctricos galácticos puede resolver el misterio gravitatorio de la materia oscura

[Traducido y adaptado por universoelectrico.blogspot.com.es del artículo original "Galactic-Scale Electric Fields Could Solve Dark Matter Mystery, Says Physicist"]

Nadie ha podido hallar una evidencia convincente de la materia oscura. Quizás se debería mirar hacia los campos eléctricos, sugiere un físico investigador


Los astrónomos han observado desde hace muchas décadas que las galaxias rotan más rápidamente de lo esperado según la dinámica de Newton, lo cual ha generado uno de los grandes misterios de la astrofísica. Para una explicación con detalle de esta paradoja cosmológica o misterio gravitario, ver primero el artículo “La materia oscura perdida” en esta misma web.

El problema radica en que no hay suficiente materia visible en estas galaxias (podríamos decir que en todas) para mantener en órbita a sus estrellas más alejadas. Por lo tanto, si partimos del hecho de que la formulación matemática de la dinámica de Newton es acertada, hay ALGO que está evitando que las galaxias se rompan. El misterio es que, hasta ahora, nadie sabe con seguridad qué es este “ALGO”. En este artículo, sin embargo, voy a plantear una posible y razonable resolución a este enigmático “misterio gravitatorio”.

La idea más popular entre la comunidad científica es que las galaxias están llenas de una materia oscura que los astrónomos no pueden observar visualmente pero que proporciona suficiente fuerza gravitacional para mantener todo unido. Pero a pesar de una búsqueda exhaustiva, nadie hasta ahora ha encontrado una evidencia convincente a favor de la existencia real de la materia oscura.

Recientemente, se ha propuesto una nueva idea que trataría y resolvería el problema gravitatorio mencionado, es decir, la rotación galáctica anómala. Steve Reucroft, un físico de la Northeastern University, en Boston, asegura que las fuerzas electrostáticas podrían ser suficientes como para evitar que las galaxias se rompan durante su movimiento de rotación.

la materia oscura pretende explicar el movimiento anómalo de las galaxias
Típica velocidad tangencial de una estrella en función de su distancia al centro galáctico

En teoría, la idea es simple. Reucroft sugiere que la violenta y extrema actividad en el centro de una galaxia está destinada a impulsar electrones y otras partículas con carga negativa desde el centro hacia las regiones más exteriores. Esto originaría una carga eléctrica positiva en el corazón de la galaxia. “De hecho, es muy poco convincente que el centro de la galaxia se mantenga eléctricamente neutro,” asegura Reucroft.

Y, por supuesto, dicho proceso provoca que las regiones más exteriores de la galaxia adquieran una carga eléctrica negativa. A menor escala, lo mismo está sucediendo en el Sistema Solar: carga positiva en el Sol y carga negativa mayor cuanto más alejado esté el planeta.

La cuestión que Reucraft ha tratado es cuánta carga eléctrica se requiere para generar fuerzas capaces de mantener unida una galaxia. La respuesta es aproximadamente 1031 culombios en el centro y una carga igual y opuesta distribuida por toda la periferia de la galaxia. Se trata de una cantidad significativa de carga dado que la definición de un culombio es la carga transportada por una corriente constante de 1 amperio por segundo.

Sin embargo, Reucroft afirma que a escala galáctica, esta cantidad de carga eléctrica es relativamente pequeña. Calcula que sería menos de una parte en 1017 de la carga disponible en el centro galáctico. “Corresponde a un protón libre por cada 1011 (aprox.) metros cúbicos de volumen del centro galáctico, ” asegura. En el Sistema Solar, eso produciría un campo eléctrico galáctico de aproximadamente 1 voltio por metro –un efecto que podría ser observable aparte de en las órbitas de las estrellas, si bien Reucroft no sugiere cómo.

MODELO DE UNIVERSO ELÉCTRICO
¿MÁS ARGUMENTOS A SU FAVOR?... LAS SIGUIENTES IMÁGENES NO DEJAN LUGAR A LA DUDA:
Solo con la fuerza eléctrica se puede formar una galaxia
Estas imágenes, correspondientes a la simulación con una supercomputadora, trazan el desarrollo de una estructura en espiral cuando dos masas filamentosas de plasma eléctrico interactúan a lo largo de un periodo de unos 1.000 millones de años. Al comienzo de la interacción (superior izquierda), los filamentos están separados 260.000 años luz. Las 10 imágenes representan la misma escala. Simulaciones como esta pueden reproducir todos los tipos de galaxias espirales conocidas, utilizando procesos electromagnéticos en lugar de procesos gravitacionales. Crédito: A. Peratt, Plasma Cosmology, 1992.

Esto se trata de una idea sorprendente y provocativa para la comunidad científica, puesto que es una interesante alternativa a la materia oscura. Pero también se trata de un modelo que requiere más trabajo para producir hipótesis “testeables” (perdón por la expresión). Los astrónomos querrán saber cómo se puede observar el campo eléctrico galáctico o cómo demostrar que no existe.

También querrían saber cómo este campo eléctrico puede influir en las órbitas de las estrellas a menos que estén cargadas negativamente. Para eso, los teóricos necesitarán apoyarse en elaborados mecanismos de carga eléctrica, que sin duda ya existen en laboratorio. Reucroft insinúa también otros efectos. Puntualiza que este modelo considera las galaxias como dipolos eléctricos. Esto implica que los cúmulos de galaxias exhibirían interacciones de atracción dipolo-dipolo, similares a los alineamientos que ocurren entre moléculas bipolares.

jueves, 23 de octubre de 2014

Descarga eléctrica de 200 voltios entre la sonda Cassini y la luna Hiperión

[Traducido y adaptado por universoelectrico.blogspot.com.es del artículo original "ZAP! Spacecraft discovers Saturn’s moon Hyperion is charged, publicado el 16 de octubre de 2014"]

La sonda Cassini (NASA) recibió el equivalente a una descarga eléctrica de 200 voltios de la superficie de Hiperión (una de las lunas de Saturnocargada electrostáticamente, confirmando así que los objetos lejanos del sistema solar pueden tener carga eléctrica apreciable en su superficie, de acuerdo a la investigación de UCL (University College London)

Universo Eléctrico. Demostrada la carga eléctrica de Hiperión, una de las lunas de Saturno
Hiperión, una de las lunas de Saturno. Crédito: NASA/JPL/Space Science Institute

La sonda Cassini (NASA) recibió el equivalente a una descarga eléctrica de 200 voltios de la superficie cargada electrostáticamente de Hiperión, una de las lunas de Saturno, confirmando así que los objetos lejanos del sistema solar poseen una carga eléctrica apreciable en su superficie, de acuerdo a la investigación de UCL (University College London).

[Comentario de universoelectrico.blogspot.com: Esto corrobora uno de los postulados fundamentales del modelo cosmológico de Universo Eléctrico, que afirma que nuestro Sol es una fuente eléctrica de carga positiva y que los objetos planetarios (planetas, lunas, cometas y asteroides) poseen carga negativa, siendo ésta más fuerte cuanto más alejados estén del Sol ]

El estudio, publicado en Geophysical Research Letters, informa que la sonda Cassini, de la NASA, se conectó magnéticamente, durante unos instantes, con la superficie de la luna Hiperión, permitiéndole capturar un flujo de electrones que procedían de la superficie de la luna. Se sabe que la electricidad estática juega un papel importante en nuestra Luna carente de atmósfera, pero hasta ahora no teníamos ninguna evidencia de una superficie cargada en otros objetos del Sistema Solar.

Este hallazgo se corresponde con las predicciones, soportadas por el modelo de Universo Eléctrico, de que asteroides, lunas y la superficie de los cometas podrían estar cargados eléctricamente, lo cual tiene grandes implicaciones. Por ejemplo, el riesgo de fuertes descargas eléctricas para los astronautas que visiten y exploren lejanos objetos sin atmósfera (Ver artículo "La NASA se une al modelo de Cometa Eléctrico", en este blog).

Hiperión es una de las pequeñas lunas exteriores de Saturno, de forma irregular (Wikipedia: 360km×280km×225km), con una extraña y asombrosa apariencia de esponja debido a su inusual interior poroso (aparentemente). Por el momento, el equipo de la NASA cree que llega a cargarse eléctricamente debido a la exposición a la luz UV procedente del Sol, y al plasma de la magnetosfera –la invisible burbuja generada por el campo magnético interno del planeta– de Saturno, que contiene partículas cargadas.

“Sabemos que algunos objetos en el espacio, incluyendo nuestra Luna, pueden llegar a estar cargados eléctricamente por la exposición a la luz ultravioleta y a las partículas cargadas que inciden sobre ellos. Esto es comparable a lo que ocurre cuando frotas tu cabello con un globo, o cuando una camisa o blusa se frota con un jersey.” 
“Fue más bien como si Cassini recibiera una descarga eléctrica de 200 voltios procedente de Hiperión, aunque estuviesen en ese momento separados por una distancia de unos 2.000 km ! La alineación entre ellos sirvió para que fuésemos capaces de detectar este extraño acontecimiento. Si Cassini hubiese estado en una posición diferente mientras sobrevolaba Hiperión, el haz de electrones no habría podido ser detectado.” 
Tom Nordheim, (UCL MSSL), autor principal del estudio. 

Estas sorprendentes e inesperadas mediciones tuvieron lugar el 26 de septiembre de 2005, cuando Cassini fue conducida hacia un sobrevuelo (flyby) cercano entorno a Hiperión. En ese momento, los científicos apreciaron que algo extraño estaba ocurriendo, si bien la evidencia de la carga eléctrica de Hiparión solo ha sido evidente cuando Tom Nordheim, estudiante de doctorado en Ciencias Físicas en el MSSL (Mullard Space Science Laboratory), ha revisado los antiguos datos recogidos en los últimos flybys, mientras estudiaba la interacción entre la magnetosfera de Saturno con sus muchas lunas heladas.

Universo Eléctrico. Sonda Cassini en su periplo alrededor de Saturno
Concepción artística de la sonda Cassini en su maniobra
de inserción en órbita alrededor de Saturno.
Crédito: NASA/JPL
Aproximadamente 6 minutos antes de la máxima aproximación, el equipo de medición CAPS (Espectrómetro de Plasma) a bordo de la sonda Cassini, detectó un abrupto incremento en el número de partículas cargadas negativamente. Estos electrones se encontraban en la forma de un haz o flujo en la dirección de Hiperión. Al mismo tiempo, el instrumental de medida de ondas de radio y plasma de Cassini detectó una intensa fluctuación en las ondas de plasma, causadas por el haz de electrones.

Una gran cantidad de instrumentos de la Cassini estuvieron involucrados en este trabajo, pero el ELS (espectrómetro de electrones), parte del CAPS que detectó el haz de electrones proveniente de Hiperión, fue construido en el MSSL dentro de un proyecto liderado por el Profesor Andrew Coates.

El Dr. Geraint Jones (UCL MSSL), co-autor del trabajo, ha declarado: “La superficie cargada, como un fenómeno fundamental que afecta a objetos planetarios, todavía no se comprende bien actualmente y, mientras ha sido observado en la Luna, el sistema planetario de Saturno nos presenta una oportunidad para estudiar este efecto en un escenario en el que muchos parámetros son completamente diferentes. Nuestras observaciones muestran que este es también un efecto importante en otras lunas planetarias exteriores y necesitamos tomarlo en cuenta cuando estudiemos la manera en la que estas lunas interactúan con su entorno.”